Tener una rutina de belleza diaria es imprescindible para lucir una piel bonita y sana. Además, estos cuidados te ayudarán a retrasar los efectos del envejecimiento y evitar posibles problemas dermatológicos como el acné, la deshidratación o las manchas. Estos son los pasos de la rutina de belleza diaria por la mañana. ¡No te saltes ninguno!

  1. Limpia la piel. La higiene facial es el primer paso de la rutina de belleza. Para tener una piel bonita, sana y luminosa, es necesario limpiar cada mañana el rostro con un limpiador. El agua no es suficiente, porque tenemos que eliminar los restos de los tratamientos nocturnos, así como el sudor y otras impurezas que la piel acumula.
  2. Utiliza un tónico facial. Después de la limpieza, aplica un tónico para equilibrar el pH de la piel y activar la microcirculación del rostro. Este producto es especialmente interesante para las pieles sensibles y secas que sufren tirantez después de la limpieza facial.
  3. No te olvides del contorno de ojos. La piel del contorno de ojos es más fina y no tiene glándulas sebáceas, además está sometida a un constante movimiento. Todo ello hace que sea más vulnerable al paso del tiempo y que por sus características especiales, requiera un tratamiento específico.
  4. Utiliza sérum. Con la piel limpia, ya puedes empezar con los tratamientos. Y el primero que te aconsejamos es el sérum. Su alta concentración de principios activos facilita su penetración en la piel hasta capas más profundas, ayudando a la piel a estar más bonita día tras día. El sérum no sustituye a la crema, sino que es un complemento de esta. Se aplica a toques, dejando que penetre bien antes de usar la crema.
  5. Hidrata la piel. Después del sérum, llega el momento de la crema hidratante. Este producto es imprescindible para la salud de la piel, ya que refuerza su función barrera, que nos protege del exterior. La hidratación evitará la sequedad y deshidratación que pueden provocar incomodidad e incluso grietas.
  6. Protégela del sol. Después de hidratarla, hay que protegerla con filtros solares que ayuden a reducir efectos nocivos de los rayos ultravioletas. La protección solar es necesaria todo el año. Puedes usar cremas hidratantes con color, o protectores solares con color, para agilizar la rutina, pero no te olvides de incluir algún producto con SPF.

¿Por qué te ofrecemos una línea completa para el cuidado de tu piel?

¿Has notado alguna vez que después de la rutina de belleza diaria tu piel brilla o tiene bolitas? Quizás no estás usando las cremas adecuadas para tu piel o estás mezclando productos de diferentes firmas, con formulaciones incompatibles. Para que una rutina de belleza funcione, en primer lugar, tiene que estar adaptada a tu piel: mixta, grasa, normal, sensible, seca… Y, en segundo lugar, tienen que ser productos compatibles. Por eso en Kóoch Green Cosmetics te ofrecemos una línea completa para tu rutina matutina: la línea AMEM que cuenta con Agua Micelar Natural, Contorno de Ojos Multiefecto antioxidante, Sérum Nutritivo y Regenerante y Crema Hidratante. Resulta ideal para pieles grasas y mixtas.