El 1 de noviembre se celebra el Día Mundial del Veganismo, un estilo de vida que cuenta, cada vez, con un mayor número de seguidores. El veganismo rechaza el uso de productos y servicios que provengan de animales no humanos.

Seguramente cuando oyes hablar de veganismo piensas en una dieta basada en alimentos vegetales, pero ser vegano es algo más. La cosmética, los productos de higiene, de limpieza del hogar, la ropa, el ocio, la forma de viajar… Todo esto también es importante si decides ser vegano.

Jenny Rodríguez, una de las blogueras veganas más seguidas (@soyvegana_jenny) y autora del libro ‘Vive Vegano’, nos explica qué implicaciones tiene esta filosofía, más allá de la alimentación. Jenny Rodríguez decidió hacerse vegana a los 17 años, por su amor hacia los animales. “Siempre los he amado y nunca estuve a gusto con el hecho de formar parte de su esclavitud. Me sentía mal con ello y necesitaba cambiarlo”.

Los veganos eliminan de su dieta todos los alimentos que proceden de los animales (carne, pescado, huevos, miel, queso…), pero Jenny Rodríguez aclara que “la implicación ética del vegano no puede ser selectiva, por lo que no sólo abarca la alimentación. Lo hace también con la cosmética, con la ropa (piel, lana, seda…), la diversión, la forma de viajar…”.

Higiene personal y cosmética vegana

Junto a la dieta, otro de los ámbitos que tiene un mayor auge dentro del veganismo son todos los productos de higiene personal y de cosmética. Los veganos rechazan el uso de cualquier producto que contenga ingredientes de origen animal (por ejemplo, miel) o que hayan sido testados en animales. Aunque la UE prohibió los ensayos en animales en la industria cosmética en 2013, hay diversas excepciones que pueden propiciar que las empresas se salten la norma. Por ello los veganos apuestan por cosmética certificada como por ejemplo los productos de KÓOCH GREEN COSMETICS que cuentan con el sello Vegano y el No Testado en Animales.

En este sentido la autora del libro ‘Vive Vegano’, señala que “además de que la cosmética vegana cubre nuestras necesidades, cuidando la piel y el cabello de forma respetuosa, es importante usarla porque no se ha abusado de ningún animal para crearla. Además, esta cosmética suele estar muy relacionada con certificados eco y bio, que respetan también el medio ambiente”.

Ropa y ocio

Pero ser vegano tiene implicaciones en otros ámbitos, como la moda. Jenny Rodríguez nos explica que además del “rechazo al uso de pieles, ser vegana me hizo darme cuenta de la importancia de no comprar productos que lleven lana, seda, plumas… así como evitar la mano de obra esclava”. En cuanto al ocio, el vegano rechaza cualquier actividad de ocio en la que se utilicen animales. “Jamás montaría sobre camellos o caballos, ni asistiría a zoos o acuarios”, señala Jenny Rodríguez.

En España se han producido, en los últimos años muchos avances y cada vez es más habitual encontrarnos, por ejemplo, establecimientos donde sirven comida vegana y supermercados donde comprar este tipo de alimentos. Pero Jenny Rodríguez opina que “aún queda mucho trabajo por hacer. Se nota, sobre todo, cuando vas a países como Suecia o Finlandia, donde el veganismo está mucho más asentado”.

También puede interesarte: