Ya te contamos que la hidratación de la piel es uno de los pasos más importantes en la rutina facial, pero hay otro también fundamental: la higiene. Si tu piel no está limpia, da igual que luego apliques las mejores cremas, porque no darán resultados. La limpieza es el paso previo a la aplicación de cualquier tratamiento. Además, ten en cuenta que una piel limpia será una piel sana, bonita y luminosa.

¿Cuántas veces hay que limpiar el rostro?

Los dermatólogos y expertos en el cuidado de la piel aconsejan realizar la limpieza facial dos veces al día: por la mañana y por la noche. Por la noche, es importante no solo para retirar los restos del maquillaje, también para eliminar la suciedad que acumulamos a lo largo del día, algo más evidente en las personas que viven en las grandes ciudades. Además, es importante limpiar el rostro para quitar los restos de los tratamientos diarios, y las toxinas, en general, que la propia piel va generando a lo largo del día, así como el sudor. Por la mañana, hay que volver a repetir la limpieza, y no vale hacerla solo con agua, porque no conseguiremos eliminar los restos de sudor, toxinas y los productos que hayamos aplicado por la noche. Merece la pena invertir unos minutos en la limpieza facial diaria, mañana y noche, porque no solo notarás tu piel más bonita, también podrás prevenir problemas dermatológicos como el acné.

¿Buscas una limpieza facial ecológica?

Para limpiar el rostro existen un sinfín de productos: jabones, leches desmaquillantes, geles, aguas micelares, mousse… y lo más común es utilizar, además, discos desmaquillantes. Los algodones o discos generan un montón de residuos, ya que normalmente son desechables. Pero tenemos una buena noticia: es posible realizar una limpieza facial ecológica. Si te has sumado al modo de vida ‘green’ como nosotros, te alegrará saber que Kóoch Green Cosmetics te permite realizar una limpieza facial ecológica gracias a las muselinas de algodón orgánico, lavables y reutilizables.

¿Sabías que gracias a nuestras muselinas se han dejado de generar más de 1 millón de residuos de discos de algodón? No podemos estar más felices de compartir un dato así con vosotros.

Las muselinas de algodón orgánico de Kóoch Green Cosmetics se venden en packs de 3 (15,50 €). Son la mejor alternativa a los discos de algodón desechables y son el complemento zerowaste perfecto. Además, su hilado especial realiza una suave exfoliación en la piel, consiguiendo, con el uso continuo, un rostro más suave y luminoso. Si no te maquillas, podrás usarlas 2-3 veces, solo tienes que enjuagarla con agua después de la higiene facial, y dejarla secar, pero si te maquillas, te aconsejamos lavarlas con jabón después de cada uso.

Junto a las muselinas, en Kóoch Green Cosmetics contamos con un producto de higiene facial para que dispongas así de un dúo infalible para una limpieza facial ecológica. Se trata del Agua Micelar Natural Amem (21 €) que sirve para limpiar y desmaquillar la piel, dejándola libre de impurezas gracias a su fórmula respetuosa con aloe vera bio. Las propiedades antisépticas y calmantes del aceite esencial de mandarina la convierten en un aliado perfecto para las pieles acneicas. Para usarla, pulveriza sobre la muselina previamente humedecida y desliza sobre el rostro y el cuello (sí esa zona también hay que limpiar e hidratarla), hasta eliminar las impurezas. Como todos los productos veganos de Kóoch Green Cosmetics, nuestra agua micelar cuenta con el sello V-Label y bio Vida Sana. Ya no tienes excusas para limpiar tu rostro a diario de forma ecológica.