Lo que tienes que saber antes de usar un champú natural

Si has decidido introducir la cosmética natural en tu vida (algo de lo que nos alegramos especialmente) es importante que sepas que hay un periodo de transición, en particular, cuando se trata del cabello. Hasta que tu melena se acostumbre al champú orgánico puede pasar un tiempo en el que la notarás más apagada y sin brillo. Lo importante es que sepas que es normal y que en unas semanas tu pelo recuperará su buen aspecto y, además, estará mucho mejor. Con la ayuda de Silvia Sabater, copropietaria de la parafarmacia HERB&Be, te contamos cómo es esa transición.

Periodo détox: un poquito de paciencia

Los champús, acondicionadores y mascarillas convencionales contienen, entre sus ingredientes, siliconas, que actúan creando una capa sobre tu melena. Como consecuencia, el pelo muestra un aspecto brillante, sedoso, suelto… aunque, en realidad, lo que hacen las siliconas es evitar que la humedad llegue a las fibras capilares, por lo que internamente el pelo está reseco y sin brillo.

Al empezar a utilizar un champú natural (que no lleva siliconas) es habitual que el pelo tenga un aspecto áspero, encrespado, seco… Tu melena tiene que ir desprendiéndose de esa capa que han formado las siliconas. Este periodo puede durar días o semanas. Así que debes tener paciencia y saber que después, tu melena recuperará su esplendor y estará más fuerte y sana.

Te aconsejamos que, si decides hacer el cambio de un champú convencional a uno natural, elimines todos los productos de cuidado capilar que contengan siliconas: cremas hidratantes, acondicionadores, mascarillas, sprays protectores… Solo así podrás realizar un verdadero détox de tu melena.

Los beneficios de usar un champú natural, como el de Kóoch Green Cosmetics, solo podrás verlos pasados unos meses. Tu melena recuperará, ahora sí, su brillo, su suavidad y estará más fuerte y sano. Incluso te durará más tiempo limpio.

Por otra parte, también tienes que saber que los champús naturales hacen menos espuma, pero esto no significa que limpien menos.

Champú natural Amem

Nuestro champú ha sido elaborado con tensioactivos naturales de origen vegetal, como el Decyl Glucoside, biodegradable y que se obtiene del aceite de coco y de la glucosa, y es muy tolerado por pieles sensibles; el Lauryl Glucoside, que se obtiene de alcoholes grasos del coco y del maíz, muy suave y apto para pieles sensibles y atópicas; el Coco Glucoside, que se obtiene del coco y de azúcar de fruta, y no reseca el cuero cabelludo; y la Betaína, tensioactivo anfótero que se obtiene del coco, biodegradable y muy tolerable por el cuero cabelludo sensible. El Champú Natural Amem (22 €, 250 ml) es ‘skin and eye friendly’ y está formulado con aloe vera ecológico, proteína de trigo, aceite de ricino y extracto de cola de caballo, que ayudan a fortalecer, dar elasticidad y controlar la caída del cabello. Además, la proteína de trigo ayuda a que el cabello esté más fuerte.

Libre de siliconas, sulfatos, aceites minerales, parabenos y aceite de palma, el Champú Natural Amem de Kóoch Green Cosmetics está disponible en la tienda online y también en farmacias seleccionadas. El envase es reciclable y además el etiquetado está en braille.

¿Te cambias al champú natural?

Leave a comment

All comments are moderated before being published