¿Sabías que la piel del contorno de los ojos es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro? Apenas tiene glándulas sebáceas y, en cambio, está sometida a un estrés continuo por los cientos de parpadeos al día. Por todo esto, la piel del contorno de los ojos envejece antes, mostrando primero pequeñas líneas de expresión que, con el tiempo se convierten en arrugas profundas, conocidas como patas de gallo.  Además, el contorno de los ojos muestra también los signos del cansancio y de la mala microcirculación sanguínea, que se acentúan por la edad: las ojeras y las bolsas.

Cremas específicas para el contorno de los ojos

Por las características propias del contorno de los ojos, no es aconsejable aplicar la misma crema que en el resto del rostro. Si quieres mitigar y retrasar la aparición de las arrugas, las bolsas y las ojeras, es necesario que incluyas en tu rutina de belleza diaria un contorno de ojos. Lo ideal es que empieces a usarlo a partir de los 25 años y lo apliques mañana y noche, o al menos una vez al día. Respecto al orden, aplícalo después de limpiar el rostro, y antes de tu crema hidratante.

La aplicación del contorno de ojos: paso a paso

Además de elegir un producto específico para el contorno de los ojos, debes prestar atención a su aplicación. No puedes extender la crema igual que haces por el cuerpo o el resto del rostro, porque podrías aumentar las líneas y arrugas.

  • Utiliza la yema del dedo anular. ¿Por qué este dedo? Porque es el que menos fuerza tiene, y así realizarás menos presión sobre la delicada zona.
  • Coge una gota, más o menos del tamaño de un grano de arroz. No apliques más producto del necesario. Más cantidad no se traduce en una mayor eficacia.
  • Reparte el producto a modo de tecleo en el hueso orbital, desde el lagrimal hacia la sien y en sentido inverso. Sí, en el hueso… No debes aplicar el contorno en la ojera, ni en la zona donde veas las arrugas.
  • Es importante que no arrastres el producto por la piel, masajea hasta su completa absorción, de forma suave. Después de tres o cuatro pasadas, presiona unos segundos en el lagrimal para drenar la zona, algo que te ayudará a evitar las bolsas.

Cómo elegir el mejor contorno de ojos

A la hora de elegir el contorno de ojos, evita los productos que contengan perfumes y activos irritantes, sobre todo, si tienes los ojos sensibles. Existen contornos de ojos específicos para mitigar problemas como las arrugas, las ojeras, las bolsas, las manchas… Así que evalúa cuál es tu máxima preocupación, para dar con el mejor contorno de ojos para ti.

El contorno de ojos multi-efecto antioxidante AMEM de Kóoch Green Cosmetics es ideal para retrasar los signos de la edad como líneas de expresión, arrugas y bolsas. Su fórmula vegana con aceite de jojoba bio, ácido hialurónico y extracto de granada (altamente antioxidante), aportan elasticidad a la zona. Además, el ácido hialurónico ayuda a mejorar la hidratación, fundamental para retrasar la aparición de arrugas. Por su parte, la infusión de manzanilla y el extracto de granada poseen efecto calmante, mientras que el pepino facilita la descongestión (y por lo tanto te ayudará a combatir las bolsas). Otros de los ingredientes son el aloe vera, el aceite de aguacate, el aceite de rosa mosqueta y el extracto de sangre de drago. El contorno de ojos AMEM de Kóoch Green Cosmetics cuenta con certificado vegano y los sellos ecológicos bio.inspecta y bio Vida Sana.

También te puede interesar: