Este es el orden correcto para aplicar las cremas del rostro

La rutina de belleza tiene cada vez más productos (sérum, ampolla, esencia, tónico…), así que no es extraño que surjan dudas sobre el orden correcto de aplicación. Una cuestión fundamental, porque que tus cremas funcionen depende, en gran medida, de que las apliques en el orden correcto. Como norma general, los productos se deben aplicar de menor a mayor densidad.

Aunque no es obligatorio usar todos los productos, este es el orden correcto para hacerlo.

La limpieza, el primer paso de cualquier rutina de belleza

La limpieza siempre es el primer paso, tanto por la mañana, como por la noche. Puedes usar un solo producto o dos, si quieres hacer la doble limpieza. Si optas por esta última, aplica primero el producto con base oleosa y en segundo paso el producto con base acuosa o un agua micelar.

Después de la limpieza va el tónico. No es un paso obligatorio, pero en algunas pieles puede ser interesante terminar la limpieza con un tónico, para equilibrar el pH de la piel.

Preparando la piel para los tratamientos

A continuación, iría la esencia o loción facial. Se trata de un paso que proviene de la cosmética coreana, y cuyo objetivo es preparar la piel para recibir los productos de tratamiento. Tampoco es un paso obligatorio, pero si decides incluirlo en tu ritual, debes saber que va después de la limpieza y antes del sérum.

El sérum, primer producto de tratamiento

Después le llega el turno al sérum facial, un producto con grandes beneficios para la piel. Según el tipo de suero se puede conseguir: tratar las manchas, prevenir el envejecimiento por estrés oxidativo, fomentar la hidratación…

Aquí también tenemos que hablar de las ampollas que, en general, se usan como un sérum facial, por lo que se aplican como el primer paso de la rutina de cuidados tras la limpieza y antes de la crema.

En el caso de que quieras usar dos tipos de sérums (algo totalmente posible), aplica primero el más ligero o el que combata el problema de la piel que más te preocupe.

Después va la crema hidratante

La crema siempre va a ir después del sérum. Lo sueros son más ligeros y por eso tienen que ir siempre antes. El sérum no sustituye a la crema, es un complemento de la rutina. En cambio la crema sí es fundamental, porque hidrata y nutre la piel, ayudando a mantener la barrera cutánea.

Y el contorno de los ojos

Tras el sérum o antes (en esto hay diversas teorías) se debe aplicar el contorno de los ojos, un producto que nos ayuda a cuidar esta delicada piel, más fina que la del resto del rostro y que por sus características suele estar más seca y con tendencia a padecer problemas como las ojeras o las bolsas.

¿Cuándo aplicar el aceite facial?

Si te gustan los aceites faciales y quieres incorporarlos a tu rutina de belleza, tienes que saber que se aplican después del sérum o en sustitución de este. En algunas pieles podría también sustituir a la crema, por ejemplo, en la rutina de noche.

Protector solar, el último paso antes del maquillaje

El último paso antes de aplicar el maquillaje, si se usa, tiene que ser el protector solar. Es muy importante aplicarlo a diario, incluso en días nublados, para proteger la piel de los efectos nocivos de los rayos UV.

¿Cuánto tiempo hay que esperar entre cada producto?

Salvo que el fabricante indique lo contrario, en general, no hay que esperar mucho tiempo entre cada paso. Solo es necesario que el producto se haya absorbido, algo que no suele tardar más de unos segundos, para aplicar el siguiente. Lo más importante es elegir productos que se adapten a las necesidades de cada piel para conseguir una rutina eficaz.

1 comentario

Pueden explicar en detalle: La doble limpieza facial
Y la aplicación correcta del serum de ojos y/o labios

Teresa Bengoechea enero 29, 2024

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados