Los productos antiedad que no deben faltar en tu rutina de belleza

En general, a todos, hombres y mujeres, nos preocupa envejecer. El envejecimiento forma parte de la vida, sin embargo, ver los primeros signos de la edad en la piel, como las arrugas, no suele ser motivo de alegría. Aunque no podemos parar el reloj, sí es cierto, que cada vez hay más información de cómo ocurre ese proceso de envejecimiento y se sabe que solo el 20-25% se debe al paso del tiempo. El 75-80% se debe a factores externos que podemos controlar hasta cierto punto.

Exposoma: los factores que influyen en el envejecimiento de la piel

Quizás no hayas oído nunca la palabra exposoma. Es un término acuñado en 2005 y que hace referencia al conjunto de factores de exposición a los que una persona está sometida desde que nace. Se trata de factores externos que, según los expertos, son responsables del 75-80% del envejecimiento cutáneo. Entre ellos figuran los rayos del sol, la contaminación, el estrés, la alimentación, la falta de sueño, el tabaco, etc. Evitando estos factores y cuidando la piel es posible ralentizar el envejecimiento cutáneo fruto del exposoma.

Un estilo de vida saludable sí es importante para prevenir las arrugas

Para retrasar el envejecimiento de la piel, entonces, tenemos que evitar, en la medida de las posibilidades los factores que lo aceleran. Es decir, llevar un estilo de vida saludable, protegerte de los rayos solares y de la contaminación, con protectores y cremas antioxidantes, dormir las horas suficientes, evitar el tabaco, seguir una dieta equilibrada y variada, realizar ejercicio te ayudará a retrasar la aparición de las arrugas y otros signos de la edad como la flacidez o las manchas. Y junto a un estilo de vida saludable, es importante cuidare la piel a diario.

La mejor rutina de belleza antiedad

Los pasos esenciales en el cuidado de la piel, para prevenir su envejecimiento, son la limpieza facial diaria, la hidratación y la protección.

La higiene facial es importante para eliminar los restos de productos que usamos, tanto del maquillaje, como de las cremas, pero también de la contaminación y de las toxinas que la propia piel produce. Es aconsejable limpiar la piel, como primer paso del ritual diario, tanto por la mañana, como por la noche. El Agua Micelar Natural Amem te ayudará a desmaquillar y limpiar de forma suave, sin agredir tu piel. Si, además, la utilizas junto a nuestros Muselinas de Algodón Orgánico, estarás ayudando a proteger el medio ambiente, al reducir los residuos.

Con la piel limpia toca aplicar los productos adecuados y en esta rutina antiedad no pueden faltar cremas con activos antioxidantes, que ayudan a luchar contra los radicales libres que provocan los rayos solares, la contaminación o el estrés, y que son los responsables del envejecimiento prematuro de la piel. También es importante proporcionar a la piel activos hidratantes y nutritivos, que eviten la deshidratación, algo habitual conforme cumplimos años y que también provoca envejecimiento de la piel. Tanto nuestro Sérum Amem, como nuestra Crema hidratante y nutritiva Amem incluyen en sus fórmulas activos naturales con alto poder de hidratación, como el ácido hilaurónico vegano, así como ingredientes antioxidantes como el extracto de granada o el aceite de aguacate.

No olvides, además, proteger a diario la piel del sol con cremas que incluyan filtros solares y que debes aplicar todo el año, también en los días nublados.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados